NO OLVIDES APAGAR LAS VOCINAS DE LA MUSICA QUE SE ENCUENTRA DEBAJO, SI DESEAS ESCUCHAR RADIO VISION CRISTIANA INTERNACIONAL. TRANSMISION MUY PODEROSA. A LAS 3 DE LA MANIANA, HORA DE LATINOAMERICA, Y NUEVE DE LA MANIANA, HORA DE EUROPA, TIEMPO DE ORACION NUEVE DE LA NOCHE, ORACION, Y DOCE DEL MEDIO DIA, MOMENTO DE ORACION, QUE EN LATINOAMERICA SERìAN LAS 6 DE LA MANIANA PitaPata - Personal picturePitaPata Dog tickers Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic NO OLVIDES APAGAR LAS VOCINAS DE LA MUSICA QUE SE ENCUENTRA DEBAJO, SI DESEAS ESCUCHAR RADIO VISION CRISTIANA INTERNACIONAL. TRANSMISION MUY PODEROSA. A LAS 3 DE LA MANIANA, HORA DE LATINOAMERICA, Y NUEVE DE LA MANIANA, HORA DE EUROPA, TIEMPO DE ORACION NUEVE DE LA NOCHE, ORACION, Y DOCE DEL MEDIO DIA, MOMENTO DE ORACION, QUE EN LATINOAMERICA SERìAN LAS 6 DE LA MANIANA Mi Casa sera llamada Casa de Oracion para todos los pueblos. Isaias 56:7
“No andes difundiendo calumnias entre tu pueblo, ni expongas la vida de tu prójimo con falsos testimonios. Yo soy el Señor.” Levítico 19:16

mercoledì 24 novembre 2010

Jezabel.

Saludos hnos, aquì traigo nuevamente este estudio sobre Jezabel. Si desean lo poeuden leer, aunque es algo extenso, pero es a elecciòn vuestra.
bendiciones Mil

Quién es Jezabel?
Es, sin dudas, el nombre de mujer
más conocido y utilizado en la iglesia. La acompaña prácticamente desde
su inicio. No como bondadosa dama, ayuda idónea o servicial mujer, sino
como franco espíritu del cual trataremos de aportar mayor información,
con el fin de evitar que muchos vuelvan a equivocarse como ya lo han
hecho tantos, causando los inconvenientes que todos conocemos.

(Gálatas 6: 10)= Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a
todos, y mayormente a los de la familia de la fe.

¿Nunca se le
ocurrió preguntarse por qué Pablo utilizó este término, (Familia de la
Fe), para referirse a los creyentes nucleados allí? Es sencillo. Porque
Pablo sabía que la familia, como núcleo comunitario, es un prototipo en
escala de la Iglesia.

Las familias, están entrelazadas por personas
con algo en común: un lazo de sangre por ejemplo. De igual modo, las
congregaciones, están conformadas por personas entrelazadas por un
denominador común: la sangre de Cristo. De allí que tanto las
congregaciones como las familias contengan a personas con fallas muy
reales. Los desajustes que se producen en las familias, también ocurren
dentro del cuerpo de Cristo.

Incontables congregaciones en todo el
mundo se tambalean bajo el peso de los que en ellas están heridos.
Estas congregaciones, generalmente controladas por unos pocos, se
parecen a un campo desierto cubierto de cuerpos espirituales muertos,
desparramados en los terrenos del disenso y la manipulación, que es
hechicería. Si no existe una autoridad fuerte allí, una sola persona
puede dejar a una congregación entera sin defensas. ¡Aún en las que se
precian de estar llenas del Espíritu Santo! Las bajas crecen a medida
que las personas desilusionadas en su fe, encuentran que el mensaje no
tiene poder; y su testimonio, tampoco.

El espíritu de Jezabel, -y
ahora le voy a enseñar por qué-, es atraído principalmente por
personalidades proféticas. Suele mostrarse con mayor frecuencia en el
género femenino, aunque no hay que descartar que este espíritu también
influya en hombres.

Este es un espíritu tóxico para la iglesia y muy
difícil de detectar en las primeras etapas. Puede esconderse en
personas ungidas, dotadas, amistosas, trabajadoras, que parecen ser una
respuesta a la oración. Inicialmente, cuando una persona así aparece en
una congregación, la gente suele entusiasmarse, porque parecen tener un
altísimo potencial para el ministerio. Pero cuando se le quita la
fachada, el barniz, la capa superficial, debajo de eso aparece la
rebelión, la acusación, la manipulación, las ansias de control, la
mentira, la ira, la arrogancia, la super espiritualidad, el chisme,
las críticas, los celos, la astucia, la maña y la falsa preocupación.
Todo esto, lo sabemos, son ingredientes vitales para un demonio de
hechicería, que es en definitiva lo que mueve a cualquier Jezabel
activa.

TIÁTIRA

(Apocalipsis 2: 20-23)= Pero tengo unas pocas cosas
contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa,
enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y comer cosas sacrificadas a
los ídolos. Y le he dado tiempo para que se arrepienta, pero no quiere
arrepentirse de su fornicación. He aquí yo la arrojo en la cama, y en
gran tribulación a los que con ella adulteran, si no se arrepienten de
las obras de ella.

A primera vista, puede parecer que no existe un
equivalente actual para la Jezabel de Apocalipsis 2, pero muchos
miembros de iglesias, incluyendo a muchos pastores, han sucumbido ante
el espíritu tentador de Jezabel. Atraídos por el engaño del adulterio y
la fornicación, sacrificando la santidad ante el ídolo de la
inmoralidad sexual, han entrado en un período de gran tribulación.
Hogares y congregaciones enteras han sido destruidos, y muchos hijos,
tanto físicos como espirituales, han sufrido cierta forma de muerte.

En el libro del Apocalipsis, el Espíritu Santo habló por medio del
apóstol Juan a las siete iglesias de la provincia romana en Asia. Una
de las iglesias, ubicada en Tiatira, estaba luchando con un espíritu de
Jezabel. En el Antiguo Pacto, Jezabel era una mujer que vivía y
respiraba; pero en el Nuevo Pacto es un espíritu. De la misma manera
que Babilonia en el Antiguo Testamento era un lugar geográfico y físico
definido, en el Nuevo Testamento, Babilonia es un espíritu que hoy
inunda nuestras congregaciones desparramando confusión, materialismo,
humanismo, corrupción y religiosidad ritual. Tenemos que aprender a
leer la Biblia. Muchas veces, lo que es definido, específico, singular
y local en el Antiguo Testamento, es comunitario, ilimitado y
espiritual en el Nuevo. Esto es muy importante saberlo, ya que al
tratar con Jezabel, se está tratando con un espíritu y no con un ser de
carne y hueso.

Dios dijo que somos su imagen y semejanza. Pero
resulta que como a Dios nadie le vio jamás, nadie sabe qué aspecto
tiene. La única pista que tenemos, es que Dios es Espíritu, de lo que
deducimos que nosotros también somos un espíritu. Ahora, como los
espíritus no son materia y por lo tanto necesitan un cuerpo para
hacerse visibles, el Espíritu Santo va a utilizar el nuestro para
derramar bendición hasta que sobreabunde. Pero también los espíritus
malignos harán lo propio con todos aquellos que se abran a su ingreso
mediante el pecado, la desobediencia y la blasfemia. La señora N.N.
puede ser una buena mujer, pero si por alguna causa le dio entrada al
espíritu de Jezabel, la señora N.N. puede llegar a ser una catástrofe
para la iglesia donde se congrega.

Vemos, en el primer libro de los
Reyes, en el capítulo 16, que Acab rey de Israel, tomó a Jezabel para
ser su esposa. Jezabel no era de Israel, era hija del rey de Sidón.
Algo peor todavía: era una adoradora de Baal, muy devota y
proselitista. Acab, que era un rey de carácter muy débil, comenzó
también a adorar a Baal, renegando de sus creencias, sólo por complacer
a su mujer. Los dos juntos, llevaron al pueblo de Israel al pecado de
la adoración de ídolos. Dios, en su ira, levantó a Elías para llamar a
Israel al arrepentimiento y trajo el hambre a la tierra.

Luego, ya en
el capítulo 18, vemos que Jezabel hizo matar a los profetas de Dios.
Usurpó una autoridad que Dios no le había dado y mató a personas que
Dios había levantado para ser sus voceros ungidos. En cambio, Jezabel
lo reemplazó por los profetas de Baal. En respuesta a su maldad, Dios
envió a Elías a confrontar con los poderes de Baal en una demostración
de fuerzas delante del pueblo de Israel. Con los profetas de Baal de un
lado de la montaña y Elías en el otro, Dios demostró a los hijos de
Israel que el Dios de Elías era el verdadero Dios. Mientras el fuego
del cielo devoraba el altar que Elías había construido, el pueblo se
postró sobre sus rostros, diciendo: ¡Jehová es el Dios! Elías le ordenó
a los que observaban el enfrentamiento que mataran a los profetas de
Baal, y el pueblo lo hizo sin dudar. En veinticuatro horas, la hambruna
había terminado y el avivamiento se extendía por Israel.

Cuando Acab
informó a Jezabel lo que Dios había hecho por medio de Elías, ella
envió un mensaje a su adversario: 1 Reyes 19:2, dice: Así me hagan los
dioses, y aún me añadan, si mañana a estas horas yo no he puesto tu
persona como la de uno de ellos. Sin que la tremenda demostración de
poder realizada por el Dios de Israel hubiera hecho mella en su
obstinación, Jezabel se dedicó a perseguir al profeta ungido por
Jehová. Creo que ya en estas instancias, usted estará pensando
inevitablemente en paralelos contemporáneos que alguna vez le habrá
tocado ver.

Ahora permítame usted un instante. Pregunto: ¿Adónde
estaba Acab a todo esto? ¿Quién era el rey de Israel? Porque no era
Jezabel, era Acab. Sin embargo, no lo parecía así, en absoluto. Porque
era Jezabel, evidentemente, la que manejaba la situación. Operaba
detrás de bambalinas moviendo a su antojo a su débil esposo, utilizando
la manipulación, la intimidación, la seducción y la dominación para
afirmar su gobierno ilegítimo por medio de la hechicería. Entonces;
¿Quizás esta mujer era una bruja? ¡No! ¡Era la esposa del rey! ¡Era la
mujer del líder! Por eso Jezabel es tan peligrosa. Ella ansía tener
todo el control, y usará todos los medios de que disponga para lograr
sus fines.

Otra: en el primer libro de los Reyes, capítulo 21, Acab
ve una pequeña viña en Jezreel que, piensa, se vería muy hermosa como
parte de sus extraordinarios jardines reales. Pero, lamentablemente, su
dueño, Nabot, se niega a vendérsela. ¿Qué se supone que hizo Jezabel
entonces? Hizo que los ancianos y los nobles de Jezreel pusieran una
trampa a Nabot por el delito de blasfemar a Dios. Ahora mírelo desde
este modo más moderno: Acab, un prestigioso ministerio al que sólo le
va quedando su fastuosidad porque frutos no muestra, quiere apropiarse
dinero mediante- de Nabot, un ministerio pequeño y anónimo, pero que
produce mucho fruto porque difunde y practica un evangelio puro y sin
religiosidad. No lo puede hacer porque Nabot no acepta ni la componenda
ni la mentira. Entonces aparece Jezabel, un espíritu poseedor de un
colaborador muy cercano, que levanta una calumnia: el ministerio Nabot,
es herejía. La gente, que no necesariamente evidencia conocimiento
agudo y preciso,
piensa que sí, que puede ser y, ¿Cómo termina la
historia? Nabot es apedreado hasta morir para que Jezabel pudiera,
finalmente, salirse con la suya y adquirir ese jardín (ministerio) para
su marido.

Lo peor de todo es que los líderes de Israel, (Que es la
iglesia) estuvieron de acuerdo con las directivas de Jezabel. ¿Por qué?
Porque le tenían miedo, como también se lo tenía, en la historia
bíblica, Elías. Las personas miraban a Jezabel (Y hoy sigue siendo
igual) y decían: Esta es la clase de personas con las que no quiero
meterme en problemas. La ironía es que Jezabel hizo tender una trampa
contra Nabot por, -según dijo- hablar en contra del Dios de Israel
mientras, al mismo tiempo, ella trataba de llevar al pueblo a adorar a
Baal. Jezabel puede ser directa y manipuladora al mismo tiempo.

En no
pocas congregaciones se está luchando hoy contra ese mismo espíritu.
Muchas veces, el hombre que está en el púlpito no es el que está a
cargo de todo. Alguna persona de su entorno más cercano puede ser
quien, posiblemente, esté gobernando la congregación por medio de la
manipulación. Que es como decir: de la Hechicería.

Las denominaciones
pueden utilizar también a la hechicería diciendo o intimidando con
expresiones tales como: Si ustedes no creen y dicen todo lo que les
decimos... Si dejan que esa persona hable... Los expulsaremos de
nuestra denominación y les quitaremos la afiliación... Eso no es otra
cosa que control por medio de la intimidación.

En hebreo, Jezabel
significa tanto Baal es esposo como Incapacidad para cohabitar.
Jezabel se niega a compartir con nadie porque está aliada con Baal, un
señor falso. Ella es la que lleva los pantalones: ella dirige,
controla, gobierna. No comparte nada con nadie. En el ejemplo de la
iglesia de Tiatira, era Jezabel la que sostenía (No la gente de la
iglesia) que ella era profetisa.

(Apocalipsis 2: 20)= Pero tengo unos
pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice
profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas
sacrificadas a los ídolos.

La fornicación a la que ella seduce a los
fieles en Cristo, puede ser literal (Esto es: sexual) o espiritual. Las
personas de la iglesia de Tiatira eran seducidas por su persona, o
temían a su personalidad manipuladora, o ambas cosas.

Así que...
¿Cuáles son, entonces, los planes globales de Jezabel? Tres
fundamentales, tome nota: Falsa religión, falsa doctrina y, sobre todo,
socavar la autoridad genuina. Donde se encuentra una Jezabel muy
posiblemente se hallarán hombres débiles, que le tienen miedo a otros
hombres, que buscan complacer a la gente. Ella busca a los que
comandan, para quitarles su poder, su utilidad y hasta su vida
espiritual.

Utilizando cualquier medio que sea viable o necesario,
engaña a las personas para alejarlas de una vida espiritual legítima, y
los encanta para hacerlos entrar en su esfera de influencia. Las
herramientas que utiliza pueden ser: desde la falsa profecía, pasando
por la melosa adulación y terminando hasta con el sexo. Ella defiende
ferozmente a su pequeño reino y fomenta una dependencia extremada a sus
seguidores. Sus grupos son, realmente, reuniones de brujas, pero
naturalmente el espíritu de Jezabel jamás revelaría eso abiertamente,
por lo que muchas veces se les llama Estudios bíblicos hogareños.

Por sobre todo, la persona que exhibe un espíritu de Jezabel resiste a
una autoridad masculina firme. Muchas veces su repulsión proviene de
una relación disfuncional con su padre carnal. El padre, quizás, haya
estado ausente, o haya abusado física o sexualmente de ella. Aunque
esto no lo justifica, quizás explica por qué guarda tanto
resentimiento.

Acusada por la indefensión que ha sufrido en su
pasado, ella lucha por controlar a quienes la rodean. Su grupo de
estudio bíblico se convierte en una plataforma para socavar el
liderazgo de su iglesia. Hasta sus oraciones parecen resonar con el
resentimiento que anida en su interior hacia los que gobiernan: está
cometiendo lo que jurídicamente se denomina como SEDICION. Está
socavando una autoridad delegada y constituida por Dios cuando es así,
obviamente- con la intención de derrocarla, no de ayudarla o
respaldarla. Se puede, incluso, utilizar otra palabra mucho más
concreta para definirla: TRAICION.

A nivel de nación, a nivel de
funcionamiento político o de gobierno, este delito puede castigarse muy
duramente. En algunos países, incluso con la muerte. Las personas que
cometen sedición, jamás van a ir de frente a un líder a decirle:
¡Hola! ¿Cómo le va? ¡Vengo a destruir su autoridad! No se asombre:
Satanás tampoco les hace señas a los creyentes para mostrarles adónde
está, y mucho menos sobre lo que planea hacer. En el texto de Gálatas 5:
20, donde se habla de las obras de la carne, se incluye a esta
sedición, también llamada DISENSION. Por lo tanto, las personas que
participan de este pecado, dice, no heredarán el reino de Dios.

El
sutil ataque que se infiltra en la iglesia por medio de la sedición ha
causado muchas divisiones. Ha destruido relaciones fraternales, ha
creado disensión y ha influido, con gran incentivación emocional, a la
peor lucha de todas las luchas en las que puede enfrascarse un
creyente: la lucha interna eclesiástica, que naturalmente, no tiene
absolutamente nada que ver con lo que Dios planificó que debía ser su
iglesia. Cualquier intento de socavar la autoridad de alguien levantado
por Dios, es sedición. Porque si esa autoridad fuera un intruso no
ungido, que los hay, a su autoridad nominal habrá de destruirla el
Señor, ya que así lo dice la palabra cuando puntualiza: Yo pagaré.
Nadie de nosotros ha sido llamado para eso. Sí, en cambio, para
proclamar el evangelio real, sin fisuras ni posiciones acomodaticias
sectoriales o denominacionales.

Jezabel es experta en socavar la
autoridad de los líderes, independientemente de la realidad espiritual
o no de esos liderazgos.

Jezabel lleva a los líderes ungidos por Dios
al desánimo, la desesperación, al suicidio o a la depresión, como
sucedió con el profeta Elías. Después que Elías pidiera fuego del cielo
y ordenara a los israelitas que mataran a todos los falsos profetas de
Baal, Jezabel decidió perseguirlo. Este profeta, ungido por Dios,
corriendo para salvar su vida, llegó a rogar a Dios: Señor, mátame.
Soy el único que queda; mátame. Muchos líderes enfrentan terribles
períodos de soledad y desánimo durante los cuales desesperan y creen no
ser capaces de seguir viviendo. Quizás nunca compartan lo que sienten,
ni siquiera con sus esposas o sus amigos más cercanos. Sin que ellos lo
sepan, quizás enfrentándose a un poderoso espíritu de Jezabel que desee
controlar y dominar.

Antes de venir por las ovejas, Satanás viene por
el pastor. Que no se trata, necesariamente, del nominal, del ordenado,
del que conduce la congregación. Usted sabe que los hombres fueron los
que armaron esta estructura de esta manera y que así está funcionando.
Pero cuando la Palabra dice Pastor, dice POIMANO, y Poimano significa:
El que guía, el que apacienta, el que protege y esto, todos lo
sabemos, incluye a un grupo de personas mucho más amplio que aquellos
que hoy detentan la máxima autoridad institucional eclesiástica.
Zacarías 13:7, dice: Heriré al pastor, y serán dispersadas las ovejas.
Los líderes soportan el impacto del ataque de Satanás antes que las
ovejas, que el resto del cuerpo. Porque si los líderes llegaran a caer,
las ovejas se dispersarán. ¿Habrá sucedido esto en algún lugar que
usted conozca o no? Bien; eso es exactamente lo que Satanás desea. Él
prefiere, -si puede-, tomar a un líder antes que a mil ovejas. Por eso
Pablo amonestaba a la iglesia para
que orase a fervientemente y con
regularidad por los que están en autoridad.

(1 Timoteo 2: 1-2)=
Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y
acciones de gracias, por los reyes y por todos los que están en
eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y
honestidad.

Es decir que queda muy claro, sea como fuere, que todos
aquellos que están en eminencia o autoridad están bajo ataque debido a
la naturaleza de la posición que ellos tienen.

Tanto Satanás como
Jezabel producen congregaciones divididas, matrimonios destrozados y
vidas destruidas. No debemos echar fuera de nuestras igle3sias a estas
víctimas; en cambio, debemos ir a buscarlas y traerlas de regreso al
reino de Dios. Un hombre así puede ser rescatado, liberado y salvado
antes de que incurra en la ira de Dios. Pero mientras está bajo el
control de Jezabel, no sabe que puede ser redimido, por lo que se
desespera y hace necedades. Y lo peor de todo es que el resto del
cuerpo lo juzga sin conocer los detalles y, si se ofrece, lo ejecuta.

La mayoría de las veces, la persona que tiene un espíritu de Jezabel
viene de una familia disfuncional, es decir: de familias con graves
problemas en su seno. Porque Jezabel se alimenta de los problemas
familiares. Generalmente, en la historia de esas familias puede
encontrarse alcoholismo, abuso, enfermedades mentales, dominación por
parte de uno de los progenitores, o alguna otra forma de disfunción. Es
común que Jezabel practique alguna clase de inmoralidad o perversión
sexual. Dado a que ella viene con traumas y marcas profundas, (Estamos
hablando de alguien que, obviamente, no está redimido por la sangre de
Jesús) las personas que también padecen los mismos antecedentes, se ven
atraídos por ella. Pero por debajo de esa sórdida máscara, hay una
persona profundamente herida y lastimada.

Cuando se la confronta,
Jezabel se vuelve defensiva y reacciona con hostilidad. Ataca con
acusaciones religiosas destinadas a producir culpa. ¡De la misma manera
en que lo hace Satanás! Que no oramos lo suficiente, que estamos en
rebeldía, que no nos sujetamos. Esa es una de las técnicas de la
estrategia satánica: la culpa. La otra es inspirar lástima al mismo
tiempo que vuelve a producir culpa. ¿Cómo puedes hacerme esto? (Que
naturalmente, es desoír sus consejos o influencias) ¡Yo te amo! ¡Te
he dado mi vida! Y así, en forma agresiva, donde no se necesita
demasiado discernimiento para detectar total falta de amor, intimida,
cita las Escrituras, (No se olvide usted que, pese a no tener
revelación porque no tiene al Espíritu Santo como guía a toda verdad,
el diablo conoce muy bien los textos de la Biblia) y trata de hacer que
quienes se le enfrentan se sientan inferiores. Además tiene una gran
habilidad para lograr, con sus palabras, que las personas que la
confrontan por
sus actividades sediciosas abandonen la tarea, pero al
alejarse de ellas sienten que algo está mal, porque saben que han sido
usadas. Y recuerde que la menciono como mujer porque el espíritu es
Jezabel, femenino, pero tranquilamente puede operar a través de hombres
también.

Otra característica del espíritu de Jezabel es ser lo que
vulgarmente llamamos chusma o chismosa. Tiene que estar enterada de
todo lo que sucede en la iglesia. ¿Conoce usted a alguien que sea así?
Es que Jezabel es muy entrometida y le encanta manejar información.
Dado a que quiere saberlo todo de todos, (Su ministerio, su matrimonio,
sus hijos, su trabajo, sus problemas) suele involucrarse en los asuntos
de la iglesia que en realidad no le incumben.

Algunas veces puede ser
muy difícil detectar el espíritu de Jezabel obrando en alguna iglesia.
Porque puede esconderse, camuflarse, mimetizarse detrás de una fachada
de interés por el prójimo, de cuidado, de preocupación por ser útil, de
intercesión, de apoyo o muchas otras características positivas. No se
olvide que Jezabel es una maestra en el arte de disfrazar sus
tácticas.

Ninguno de nosotros puede ignorar, a esta altura de nuestra
madurez espiritual, que los chismes son una de las mayores amenazas
para la vida espiritual de cualquier iglesia. Es allí cuando los
pecados y las fallas de muchos miembros de la iglesia se convierten en
temas públicos en las reuniones de oración, con la excusa de orar por
alguna determinada persona, que mire en el problema que se ha metido, y
cosas por el estilo.

De algo no podemos tener dudas sobre la base de
muchas experiencias vividas con relación a este nefasto espíritu.
Jezabel, con sus malvadas tácticas y tenebrosos planes, va a tener un
efecto venenoso sobre la iglesia si no se trata con ella rápidamente y
a fondo. Hay dos métodos muy claros y precisos para tratar con ella que
cortarán su influencia y la expulsarán de en medio de la congregación.

El primero, es confrontarla de una manera directa, utilizando una
fuerte autoridad espiritual, no nominal o institucional, con eso no
alcanza; espiritual, para poder desembarazarnos a nosotros mismos y a
la iglesia, de su influencia.

No podemos sentarnos tranquilamente a
mirar como Jezabel actúa en nuestras congregaciones y en las vidas de
nuestros amigos y compañeros de fe, deseando simplemente que ella se
vaya. Su intención es socavar la autoridad espiritual que Dios ha dado
a los líderes que Él ha levantado sobre la iglesia, y no se detendrá
ante nada para conseguir su objetivo. Póngase firme, confróntela con su
pecado, quítele el poder con la autoridad que Dios le ha dado, y
detenga su influencia en medio de la iglesia.

El segundo método es
vivir en sumisión a Dios, y enseñe a aquellos que están bajo su
autoridad espiritual a vivir también en sumisión a Él.

La sumisión es
la solución para la sedición. Cuando una mujer está sometida a su
esposo, las tácticas de Jezabel no pueden afectar a ese matrimonio.
Cuando un hombre está sometido a los líderes reales y genuinos de la
iglesia, no socavará esa autoridad con palabras y comportamientos
sediciosos. Cuando un cuerpo de creyente está sometido a sus líderes
genuinos, esa iglesia crece, madura y se desarrolla hasta ser un haz de
luz en el mundo oscuro y pecaminoso que la rodea. Naturalmente que
estamos hablando de congregaciones cuya cabeza es Cristo y donde el
poder que se mueve es el del Espíritu Santo y con líderes levantados
por el Señor y no por juntas, convenciones, asociaciones o concilios
humanos.

Hay que señalar, porque no hacerlo sería cometer un grave
error, que como cualquier otro cartel, el término Jezabel es muy
fácil de colocar a muchas situaciones o a diversas personas, pero no
tan fácil de sacar. En un libro de su autoría, el autor Mike Bickle
insta a quienes están en autoridad a no poner a alguien el rótulo de
Jezabel con ligereza. Hay demasiadas mujeres, -dice-, que han sido
rotuladas como Jezabel sólo porque han chocado con un hombre que tiene
una personalidad controladora. Lamentablemente, muchos de nosotros
reaccionamos ante otras de determinadas formas debido a nuestras
propias inseguridades. Cuando lo hacemos, no tardan en caer las
víctimas.

Ahora vamos por partes: antes de decidir como responder, es
imperativo que usted pase tiempo en la presencia de Dios. La oración es
la clave. Sin valentía, sabiduría y discernimiento, está destinado al
fracaso. En Mateo 17:21, Jesús habla de cierto género de espíritus que
No salen sino con oración y ayuno. Muchas veces hay creyentes llenos
del Espíritu Santo que se apresuran a pisotear lugares donde los
ángeles temen entrar en puntas de pie. Confrontamos a la persona antes
que la batalla se haya librado en los lugares celestiales, lo cual
produce una situación confusa que lentamente arrastra a toda una
congregación a la lucha. Ate y desate en el ámbito espiritual antes de
atar y desatar en lo natural.

Interceda por la persona que usted cree
que está bajo la influencia de un espíritu de Jezabel. Interceda
también por quienes están en el liderazgo. Sobre todo, asegúrese que
está tratando verdaderamente con un espíritu demoníaco. Tirar
acusaciones de endemoniados sin pensarlo bien antes y sin orar, puede
causar un daño emocional en los miembros del cuerpo de Cristo.
Recuerde, el final, en una situación confusa como esta, puede llegar a
involucrar a personas que ni siquiera tuvieron un contacto directo al
principio. Más que nada, ore pidiendo sabiduría para tratar con esta
situación para redimirla. La meta es la restauración y la
reconciliación, no la exclusión y la expulsión.<>< <><

La Rebeldìa

LA REBELDIA



A-La Rebeldía en satanas
En la Palabra encontramos que el origen de la rebeldía esta en satanas. En el corazón de satanas había orgullo y soberbia: Seré semejante al Altísimo.[Isaias14:12-15}
El corazón de satanas estaba y esta lleno de maldad, iniquidad y enaltecimiento a causa de lo que él era: Un querubín grande, protector, sabio y hermoso. Cuando el pecado entro en el se revelo contra Dios. Este fue el origen de la rebeldía; fue echado de la presencia de Dios y desde entonces busca que todos los hombres sigan sus pasos de rebeldía. {Ezequiel 28:13-17, génesis 3:1-5]
Satanas odia a la humanidad:El diablo odia a la humanidad porque fueron creados a la imagen de Dios. Se veían, caminaban y hablaban como Dios. Todo el odio que satanas tenia y tiene hacia Dios fue volcada hacia las criaturas semejantes y creadas por El llamadas: Hombre y mujer.
El temor de satanas: Es extremadamente importante para satanas que no descubramos y caminemos en la autoridad que Dios nos ha dado.{Génesis 1:28][Génesis 3:1]. Satanas se disfrazo y vino al jardín sin ser notado. El no tenia derecho en el jardín y Adán pudo haberlo expulsado de haberlo reconocido.
La mentira de satanas: Satanas cito falsamente las Palabras de Dios para tomarlas en engaño[Génesis 3:2-6]
Las Ganancias de satanas:Cuando Adán y Eva pecaron, ellos sometieron a satanas su autoridad dada por Dios, de esta manera satanas se convirtió en el dios de este mundo, el gobernante de este mundo y el príncipe del poder del aire. Las personas que estaban creadas para caminar y hablar como Dios estaban:

1-Ciegos, pidiendo limosna a la orilla del camino.
2-Atados con espíritus de enfermedad y poseídos por legiones de demonios.
3- Con caras y cuerpos, creados para verse como Dios, que habían sido carcomidos por la lepra.
4-Lideres religiosos fueron cegados por el engaño y sus tradiciones.
B-La rebeldía en el hombre
Fundamentalmente existen tres formas principales a través de las cuales se manifiesta la rebeldía en el hombre:
1-Las Palabras
El hombre rebelde profiere palabras rebeldes: Murmuración, critica, juicio, etc.
[Efesios 5:6, 2 Pedro 2:10-12, Mateo 12:34, Judas 8:10]
2-Los Razonamientos
El hombre rebelde cuestiona fuertemente en a sus pensamientos a la autoridad, siempre hay prejuicios con respecto a su persona, a todo lo que hace, a sus ordene. Siempre analiza si hay razones suficientes para obedecer a al autoridad, aun a Dios mismo. [Romanos 9 :11-24 ] da instrucciones respecto a como tratar con razonamientos errados.
3-Los pensamientos
Las palabras rebeldes provienen de un razonamiento rebelde, el razonamiento a su vez se origina en el pensamiento y este se origina de un corazón rebelde. [2 Corintios 10:4-6] nos da instrucciones respecto a nuestros pensamientos.



Ejemplos de rebeldía en la Biblia


A continuación se presentan algunos ejemplos de rebeldía que encontramos en la Biblia:
Cam: Génesis 9:20-27
Nadad y Abiu: Levítico 10:1-2
Aarón y Maria: Números 12
El pueblo de Israel: números 14
Leamos los pasajes anteriores y analicemos cada uno de estos ejemplos tomando en cuenta las siguientes preguntas:
¿Cómo se manifiesta su rebeldía?
¿Contra quien es su rebeldía?
¿Cuáles son las consecuencias de su rebeldía?
Que enseñanzas sobre la rebeldía encontramos en este pasaje?
Comparemos nuestras respuestas con los puntos a continuación:
El ejemplo de Cam {Génesis 9 :20-27]
-Su rebeldía se manifiesta descubriendo la desnudez o pecado de su padre.
-La rebeldía fue contra la autoridad delegada: Su padre.
-Enseñanzas:
1-No nos toca a nosotros descubrir la desnudez o pecado de nuestras autoridades.
2-Una autoridad sigue siendo autoridad aunque falle o se equivoque.
3-El que no se somete a la autoridad, será esclavo del que si la obedece.
El ejemplo de Nadad y Abiu. [Levítico 10 .1-2]
-La rebeldía se manifiesta al hacer cosas que Dios nunca habían mandado que hicieran{ofrecieron} un sacrificio sin permiso de la autoridad.
-La rebeldía fue contra la autoridad directa de Dios.
-La consecuencia de su rebeldía:Muerte.
-Enseñanza:
1-La desobediencia trae consigo castigo.
2-Servicio sin obediencia implica rebeldía.
3-No debemos sobrepasar la autoridad de nuestros lideres; el hacerlo es manifestación de rebeldía.
El ejemplo de Aarón y Maria [Números 12]
-Su rebeldía se manifiesta al murmurar de Moisés por un error que él había cometido: Casarse con una mujer que no era de Israel.
-La rebeldía fue contra la autoridad delegada: moisés.
-Las consecuencias de su rebeldía: la lepra.
-Enseñanzas:
1-La murmuración es muestra de espíritu rebelde.
2-La autoridad delegada no necesita defenderse. Dios la respalda.
3-La murmuración es oída por Dios.
4-Quien se rebele contra la autoridad delegada lo hace contra Dios mismo.
La rebeldía es como la lepra: contagia, contamina al Cuerpo de Cristo.
La rebeldía produce retraso en la obra de Dios.
El ejemplo del pueblo de Israel {Números 14]
-La rebeldía se manifiesta en que tentaron a Dios, murmuraron contra El y no le creyeron.
-La rebeldía fue contra la autoridad directa de Dios.
-Las consecuencias de su rebeldía: no entraron a la tierra prometida, llevaron sus iniquidades por 40 años; muerte
-Enseñanzas:
1-La rebeldía impide que uno disfrute del descanso y la paz de Dios.
2-La vida cristiana de un rebelde se vuelve pesada porque este vive en los deseos de la carne y no avanza en su caminar de su vida cristiana.
La Rebeldía como forma de rechazo a la autoridad
. Como se ha indicado anteriormente, existe la autoridad directa de Dios y la autoridad delegada por Dios en los hombres. Muchos cristianos no han aprendido a reconocer a la autoridad directa de Dios y, como resultado, no pueden someterse a la autoridad delegada por Dios en otros hombres. A otros cristianos les es fácil someterse a Dios mismo, pero se les dificulta someterse a las autoridades delegadas, puesto que ven al hombre en sí con sus defectos y debilidades, su capacidad, experiencia, edad o sexo, y no ven la autoridad de que han sido revestidos por Dios.
A-Principales fuentes de rechazo a la autoridad.
1-El hombre mismo.
Debido a su naturaleza adámica, la cual produce orgullo, soberbia, resentimiento, amargura y odio, el hombre tiende a rechazar la autoridad.
2-satanas.
satanas produce rechazo a la autoridad en el hombre por medio del engaño: haciéndole creer que su criterio propio es el verdadero; que es superior a los que son autoridad ;que pueden sus propias decisiones sin consultar a otros ; que es dueño de su propia vida ;que a nadie mas le interesan sus asuntos.
B-Pasos que llevan al hombre a rechazar la autoridad
Las heridas llevan al resentimiento.
El resentimiento lleva a la amargura.
La amargura lleva al odio.
El odio lleva a la rebeldía.
C-Resultados en el hombre por rechazar la autoridad.
1-El hombre es separado de Dios, puesto que la rebeldía es un pecado que Dios abomina
{1 Samuel 15:22-23]
2-El hombre abre puertas de su vida para que entre el enemigo. {Levítico 26:14-17,25]
3-El hombre rebelde se convierte en su propia autoridad
4-El hombre es auto engañado.
5-El hombre cae en perversión sexual, tal como: fornicación, homosexualismo, incesto, lascivia, masturbación, etc.
6-El hombre es entregado a la carne, a sus propios deseos.
7-El hombre se convierte en esclavo de su propio cuerpo.



Ministrando la raíz de la Rebeldía



A continuación se presenta una lista de pasos que pueden servir de guía, tanto para uno mismo como para ayudar a otros, a ministrar la raíz de rebeldía. Para que haya liberación de la raíz de rebeldía, debe haber:
1-Reconocimiento del pecado de rebeldía en su vida.[señalar el pecado]
2- Confesión de su pecado a Dios y arrepentimiento de ese pecado.
3-Sumisión completa a Cristo, destronando el ego y poniendo a Jesús como Señor de la vida; cediéndole todos los derechos.
4-Confesión delante de Dios de la decisión de someterse a las autoridades delegadas, en especial a aquellas a quienes a resistido como tales y a quienes se ha rebelado.
5-Oración de autoridad para quebrantar y cortar toda raíz de rebeldía, para quebrantar todo yugo de espíritu de rebeldía en la vida de la persona.
6-Pedir a Dios nuevos patrones de pensamientos y de conducta, y un espíritu de humildad para la persona.


Algunos Principios Importantes en relación con la Autoridad Espiritual.
1-Mas que temer que prediquemos La Palabra de Dios o que hagamos cualquier servicio para Dios, satanas teme que estemos sujetos a la autoridad de Cristo. Esto es porque estando sujetos a Cristo tenemos victoria total sobre el pecado y tenemos asegurado el crecimiento.
2-Todas las autoridades han sido instituidas por Dios y por lo tanto, deben ser obedecidas. Es necesario pues, no ver al hombre en sí mismo, sino la autoridad de que ha sido revestido por parte de Dios.
3-Debemos reconocer que la autoridad delegada en una persona es algo que procede de Dios.
4-Cuando recibimos ordenes difíciles, debemos seguirlas sabiendo que no obedecemos tanto a la persona como al principio de la autoridad establecida por Dios. Esta actitud depende de la vida de Fe y no de la razón.[poner en practica la humildad y la sumisión]
5-Debemos sujetarnos a la autoridad directa de Dios, así como las autoridades delegadas.
6-Dios no quiere que solamente seamos obedientes, sino que también seamos sumisos a la autoridad delegada.
7-El único caso en que no podemos obedecer a las ordenes de una autoridad delegada, es cuando las mismas van en contra de nuestra propia conciencia o de nuestras convicciones cristianas.
8- Aquel que rechaza la autoridad delegada, rechaza a Dios mismo. Aquel que resiste a la autoridad delegada resiste a Dios.
9-Se necesita humildad para ser obedientes a la autoridad de Dios; pero demanda aun más humillación y quebrantamiento el estar sujeto a la autoridad delegada. A aquel que le disgustan los delegados de Dios, le disgusta Dios mismo.
10- La naturaleza rebelde del hombre le hace querer obedecer la autoridad directa de Dios, sin tener que sujetarse a las autoridades delegadas que Dios ha establecido.

El pozo sin fonde de la pornografìa

Uno de los principales instrumentos que utiliza satanás para atacar sexualmente a la humanidad en general (mayormente a los hombres) y a los creyentes en particular es la pornografía, la cual existe en un grado epidémico en los Estados Unidos y el resto del mundo occidental.
La palabra «pornografía» viene de dos palabras griegas muy antiguas. La primera es porné, que originalmente significaba prostituta, y se traduce como «ramera» en el Nuevo Testamento. Aunque el término se refería más que todo a las mujeres prostitutas, también era aplicado a los varones. Y la segunda es graphé, que quiere decir imagen, pintura o escritura, y que abarca a toda clase de símbolos físicos externos que producen excitación sexual en aquellos que los utilizan.
La pornografía tiene dimensiones transculturales. Algunas personas que no cuentan con la posibilidad de acceder a la página impresa, los videos y/o los cines pornográficos, tienen sus propias formas potenciales de esclavitud a la pornografía. El joven que rompe con un tabú local y practica regularmente el voyeurismo en un entorno tribal está participando en un tipo de pornografía de su propia cultura tanto como aquél que tiene a su disposición literatura, películas y tiendas porno.
La inmoralidad, naturalmente, implica mucho más que la pornografía. No obstante, en la batalla por la mente, ella representa una de las principales puertas abiertas a la estimulación ilícita de la imaginación, lo que siempre llamamos la esfera de la fantasía.

Un consejo

Si tiene usted algo que ver con la pornografía, rompa su hábito ahora. Busque un compañero de oración con el cual pueda expresarse y que le ayude a obtener la sanidad (Santiago 5.16) orando por usted y animándole. Busque a alguien ante quien ser responsable de sus actos, que le vigile, y a quien pueda acudir cuando la tentación intente dominarle.
Si no lo deja ahora y busca ayuda, su esclavitud no hará más que aumentar. Si es usted un consumidor ocasional, rompa por completo en este momento con esa costumbre. Controle lo que ve en el cine, la televisión o los videos. Niéguese a comprar, ver o leer cualquier literatura sexualmente estimulante. La libertad que experimentará habrá valido la lucha inicial. «El Hijo del Hombre le libertará y será verdaderamente libre.
¡Qué importante es que hagamos nuestra la sabiduría de Efesios cuando dice: «Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo!»

EL MOVIMIENTO DE LA NUEVA ERA,

Nuestro mundo se enfrenta colectivamente a una guerra espiritual del mismo modo que lo hacemos cada uno de nosotros como individuos. Por lo general esa guerra es en el nivel de las cosmovisiones. En nuestra cultura, la cosmovisión materialista o naturalista se revela en el racionalismo humanista occidental; mientras que la cosmovisión espiritualista ha sido representada de través de los siglos por el cristianismo. En el mundo occidental, el cristianismo combate hoy a las filosofías religiosas competitivas, entre las cuales se encuentran el satanismo y el movimiento de la Nueva Era. En el sentido más estrecho, el satanismo es un sistema religioso, aunque muchos de sus practicantes afirman no creer en la existencia de un satán personal, que rinde homenaje a un espíritu malo llamado satanás, diablo o Lucifer. El satanismo es una religión de poder. La gente adora a satanás porque él promete poder a sus adoradores. Con el poder viene la posición y con la posición la posesión. A la posición y la posesión les acompaña el placer. Los satanistas buscan el placer personal. Algunos de ellos lo encuentran manteniendo relaciones sexuales con niños, animales e incluso cadáveres; otros torturando a animales, niños, jóvenes o adultos … y aun matándolos. El satanismo se convierte para cada devoto en un sistema de poder para conseguir placer. Lo único que les importa a los satanistas es eso, tanto en esta vida como en la venidera. Su actitud es la de «que se vayan al infierno» todos los demás.
En el sentido más amplio de la palabra, el satanismo significa contacto con seres espirituales distintos al verdadero Dios; la adoración y el homenaje a dichos seres espirituales; e incluso su utilización. Esto abarca todo el paganismo, la brujería positiva y negativa, el ocultismo y aun las religiones no cristianas. Si bien es cierto que el judaísmo y el Islam son sistemas teístas muy relacionados con el cristianismo, ambos rechazan de plano a Jesús como Cristo, Hijo de Dios y Señor. El Nuevo Testamento nos enseña que aparte de un conocimiento personal de Cristo no se puede conocer a Dios (Juan 14.6; Hechos 4.12; 1 Corintios 8.5–7; 1 Juan 2.22, 23).
Los judíos y los musulmanes, aunque afirman reconocer como Padre al mismo Dios que los cristianos, no lo conocen. Si lo conociesen, también conocerían a su Hijo. Por tanto, las experiencias piadosas de esos grupos son debidas a espíritus engañadores religiosos procedentes de satanás. Cuando elevan sus manos en oración a Dios, dichas oraciones son dirigidas hacia el diablo por los espíritus satánicos. De modo que, aunque desconociendo por completo este hecho, son satanistas secretos. En el Areópago (Hechos 17), Pablo se enfrentó a algunos de los primeros humanistas: los epicúreos; y a los panteístas de su tiempo: los estoicos. Estos eran los seguidores primitivos de la Nueva Era.
El cristianismo lucha contra todos estos sistemas contrarios de cosmovisión y religión. Aunque el satanismo sea el más horrendo y destructivo de ellos, quizás no represente el más peligroso para el mayor número de personas a nivel mundial, ya que su perversidad resulta demasiado obvia para la gente en general. Ha prosperado y seguirá haciéndolo entre individuos perturbados y malos, que desean una religión que defienda su total egoísmo, sus perversiones sexuales, su naturaleza sádica, su falta de autodisciplina y su desdén por los demás. Esta religión egocéntrica glorifica la clase más perversa de pecado y dolor infligida a otros.
El movimiento de la Nueva Era es muy peligroso por la apariencia tan grande de corrección que tiene para el hombre moderno. Niega la realidad objetiva del mal centrado en un ser perverso llamado satanás y se inclina por las cosas «buenas». Trata de estimular el pleno desarrollo del potencial humano. Aboga por la naturaleza, la paz mundial y un nuevo orden internacional. Parece cristiano en su enfoque de Dios, Cristo, el bien, el orden mundial y la felicidad humana y terrena.
No sería arriesgado afirmar que la mayor amenaza contra el cristianismo que hay en la actualidad en el mundo es el movimiento de la Nueva Era; no el satanismo, ni el avivamiento de las religiones tradicionales como el Islam, ni siquiera el humanismo secular. La Nueva Era tiene todo el atractivo de la religión mundial única del anticristo. Aunque no introduzca necesariamente a éste, es la clase de religión global a nivel del mundo entero con la que el anticristo se sentiría muy a gusto.
En otro tiempo, el humanismo secular constituyó el mayor adversario para el cristianismo. Procedente de la Europa Occidental, esta filosofía barrió los Estados Unidos partiendo de la costa Este. En pocas décadas tomó el control de América y se hizo ley en los EE.UU. a través de importantes decisiones de la Corte Suprema que tuvieron lugar entre la década de los 60 y los años 80. El humanismo secular contradice de forma frontal la Declaración de Independencia americana, un documento que declara: «Sostenemos que estas verdades son manifiestas: que todos los hombres han sido creados iguales y dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables, entre los cuales están el derecho a la vida, a la libertad y a la búsqueda de la felicidad».
La Corte Suprema dio un vuelco en principio, si no de hecho, a esta parte de la Declaración de Independencia: proscribiendo la enseñanza bíblica de la creación en nuestras escuelas, de modo que no hay Creador; prohibiendo la oración en las mismas y declarando ilegal en las aulas la lectura bíblica; diciendo que los Diez Mandamientos no podían ser enseñados en los colegios estatales, ni siquiera expuestos en un aula dentro del sistema público de enseñanza en los Estados Unidos.
De todo esto resultó un gigantesco vacío espiritual en el país. Los Estados Unidos es una de las naciones más religiosas del mundo y no podemos vivir sin Dios o sin religión. El humanismo secular nos dejó insatisfechos. Nos convertimos en un país de técnicos sin paz interior. Llegamos a ser cómodos consumidores de la clase media sin verdadero propósito en la vida; gigantes seculares, pero al mismo tiempo bebés en el terreno de la ética. Para ser de veras humanos debíamos tener un dios.
Paralelo a esta victoria del humanismo secular en América vino el nacimiento y el desarrollo de la Era de Acuario, comenzando con jóvenes insatisfechos pero creciendo en ímpetu hasta llegar a convertirse en una de las mayores fuerzas espirituales que operan en América. Aunque se trata de un sincretismo de diversos grupos, sostiene fundamentalmente una cosmovisión del Lejano Oriente.
Cuando se le pide al Dr. Norman Geisler que explique qué es el movimiento de la Nueva Era, señala a una singular caricatura como respuesta. En el dibujo hay un hombre, «un occidental, sentado con traje de negocios a la moda occidental, en la postura oriental del loto y meditando sobre su Macintosh».
Es Shirley MacLaine quien, en palabras sacadas de su propio libro Out On a Limb [subida en una rama] donde se encontraba cuando lo escribió), dice: «Si uno declara “Soy dios”, las vibraciones sonoras alinean literalmente las energías del cuerpo con un nivel superior. Puede usted emplear la frase “Soy dios” o “Yo soy el que soy”, como hizo Cristo a menudo. O también ampliar tales afirmaciones para que se adapten a sus propias necesidades».
El movimiento de la Nueva Era no es nuevo; constituye el antiguo silbido que se oyó en el huerto del Edén cuando la serpiente le dijo a la mujer: «Seréis como Dios». John Denver expresó en cierta ocasión: «Uno de estos días estaré tan completo que no seré humano, sino un dios».
Geisler menciona treinta conceptos principales de la realidad que identifican al movimiento de la Nueva Era.


1.Comienza con el panteísmo. Dios es todo y todas las cosas son dios. La Biblia enseña el teísmo, que declara que Dios es «al mundo lo que un pintor a su cuadro o un dramaturgo a su obra de teatro».
Geisler expresa: «El panteísmo dice que Dios es al mundo lo que una charca a cada una de sus gotas. Todos somos gotitas en un punto infinito. Todos somos un goteo grande y magnífico, una magnífica y grande gota».
Por tanto Dios es un «algo»; no un padre, sino una fuerza. La frase «Que la fuerza sea contigo» es panteísmo, el concepto de Dios de la Nueva Era.
2.La Nueva Era es monismo filosófico. El monismo dice que sólo hay una esencia en el universo. El ateísmo es monismo ya que afirma que la única realidad es la materia. La Nueva Era también lo es, puesto que dice que esa única realidad es Dios.
Dios es la naturaleza y la naturaleza es Dios. Dios es el agua, el aire, la ballena, los árboles. «Esta es la razón por la cual los adeptos de la Nueva Era demuestran una pasión irreal por el agua, el aire, las ballenas y los árboles», dice Geisler. «Aunque todos deberíamos interesarnos por el medio ambiente, la preocupación de los seguidores de la Nueva Era es religiosa: para ellos esas cosas son Dios».
3.La Nueva Era es holismo. Si la naturaleza es Dios y Dios es la naturaleza, todo es Dios. De manera que la Nueva Era defiende el holismo.
4.La Nueva Era es autodeificación. Si Dios es todo, panteísmo; si lo único que existe es Dios, monismo; si todo es Dios, holismo; entonces el hombre es Dios, deificación humana o autodeificación.
5.Esto conduce a la inmanencia desequilibrada. ¿En dónde buscamos a Dios? No miramos arriba a los cielos, ni abajo a la tierra. Miramos dentro de nosotros y allí lo encontramos.
6.La Nueva Era es misticismo extremo. Se trata del misticismo definitivo. La deidad puede ser alcanzada. Si miras adentro, si te centras en ti mismo, si comprendes que eres dios, si te despiertas de tu amnesia, descubrirás a Dios. Shirley MacLaine dijo que el secreto mejor guardado del siglo XX es que «todos somos dios, pero lo hemos olvidado. Hemos caído en la amnesia y necesitamos despertarnos de ella por medio de la meditación trascendental. La divinidad puede alcanzarse mediante la experiencia mística».
7.La Nueva Era es reencarnación. Nosotros, los dioses, tenemos que aprender a ser Dios, pero si no lo logramos en esta vida todavía podremos conseguirlo en la siguiente. ¡O en la otra! ¡O en la otra! ¡O en la otra! … Geisler llega a decir que la reencarnación es, en este sentido, «el corazón del movimiento de la Nueva Era». Y expresa:
La vida es cíclica. El cristianismo enseña que uno tiene que nacer de nuevo. ¡El movimiento de la Nueva Era también lo dice! ¡Y una vez más, y otra, y otra! El cristianismo afirma que se vive una vez y se muere una vez. El movimiento de la Nueva Era dice que hay diversas vidas. ¡Vives y mueres, vives y mueres, vives y mueres!
Los hindúes han sido los grandes defensores de la reencarnación. Su sistema social básico, el infame sistema de las castas, está fundado en dicha creencia y en la del karma o destino. Aunque el modo de reencarnación de la Nueva Era no abogue por un sistema de castas, todavía posee una visión semifatalista de la vida humana. De ahí la necesidad de nacer vez tras vez, hasta que por fin se consigue enmendar las cosas.
Esto ayuda también a explicar el concepto positivo que tienen los adeptos de la Nueva Era del aborto. El hecho de que 4.300 mujeres aborten cada día a un niño no nacido en los Estados Unidos les parece aceptable. Según muchos seguidores del movimiento, eso sucede porque dichos niños pecaron en una vida anterior y son «castigados» con el aborto, aunque tendrán una nueva oportunidad de nacer en el futuro.
La reencarnación lleva también a otros extremos. Geisler expresa por ejemplo: «¿Sabe usted lo que dicen los homosexuales de la Nueva Era? “¿Que por qué soy homosexual? Porque tengo un alma de hembra procedente de una vida anterior atrapada en un cuerpo de varón y no puedo hacer nada por evitarlo”».
8.La Nueva Era sostiene una ilusión. El bien y el mal son para ellos una misma cosa; concepto difícil de entender hasta que se tiene en cuenta su panteísmo, monismo, holismo y autodeificación. Si Dios es todo y todo es Dios, entonces cada cosa que existe es divina. Por tanto, lo que llamamos bien y lo que llamamos mal son sólo dos caras distintas de esa misma moneda que conocemos como Dios; y ya que todo es Dios, tanto el bien como el mal constituyen meras ilusiones. Dios es bueno y malo al mismo tiempo. Geisler comenta que Isaías 6 dice que Dios es tan santo que los ángeles cantan: «Santo, santo, santo». Si los adeptos de la Nueva Era están en lo cierto, debería haber «en el cielo un coro antifonal. Una parte estaría cantando “santo” y otros “impío”. Algunos de los cantores entonarían “Tú eres bueno” y los otros “Tú eres malo”».
9.La Nueva Era es animista. Según ellos, el universo está vivo, todo él es espíritu. Geisler señala al respecto que:
[ … ] a muchos de nuestros jóvenes se les está enseñando el principio de Gaia o que hay una fuerza viva detrás de cada cosa[ … ] Eso es animismo, paganismo[ … ] Esa fue la razón por la que enviamos misioneros al[ … ] mundo porque creían en la idea pagana de que toda cosa está viva. Y ahora eso se enseña en nuestras universidades y escuelas americanas en nombre de la ciencia.
10.La Nueva Era es evolucionista. El mundo, esto es, la sociedad humana, está evolucionando. Geisler comenta que los seguidores de la Nueva Era no creen en la evolución darwiniana; lo que a ellos les interesa es la evolución espiritual. No les preocupa que el hombre proceda de los animales, sino el hecho de que pueda evolucionar convirtiéndose en Dios.
Se trata de una evolución panteísta. «Parece contradictorio y lo es», dice Geisler. «¿Cómo puede dios evolucionar hacia Dios? … La Nueva Era es un complejo sistema de ideas contradictorias».
11.La Nueva Era es optimista. «Los adeptos del movimiento de la Nueva Era son unos optimistas incurables», dice Geisler. Esto resulta irresistible y atractivo para un mundo pesimista como el nuestro. Los seguidores de dicho movimiento creen que el mundo se está haciendo cada día mejor, que estamos en el amanecer de la era de Acuario. El milenio se acerca y ellos son los que van a introducirlo. Los adeptos de la Nueva Era piensan que un día todo el mundo será ganado y los líderes mundiales trabajarán juntos. Se aproxima un tiempo nuevo.
En la actualidad consideran a las Naciones Unidas, por así decirlo, como su cuartel general. La ONU no lo sabe, pero sí los adeptos de la Nueva Era, y eso es lo único que importa. Ya han dado pasos para guiar y modelar a las Naciones Unidas de tal manera que cumplan su labor misionera. En la ONU existe, hoy en día, un centro de meditación de la Nueva Era y tanto el organismo internacional como este movimiento tienen entre sus divisas un «nuevo orden mundial».
Esto no quiere decir que todo el que utilice dicha expresión sea un adepto de la Nueva Era. El presidente George Bush fue un ejemplo de ello. Tenía fama de ser creyente «nacido de nuevo» y no un seguidor del movimiento en cuestión, sin embargo utilizaba a menudo ese lema, tal vez de un modo inconsciente.
El «nuevo orden mundial» es el orden del día en las Naciones Unidas y ya que la Nueva Era no se considera una religión, sino más bien un movimiento de gente de cualquier religión o fe no religiosa, muchos dirigentes de la ONU ven sus enseñanzas como una filosofía mundial deseable. En realidad, algunos hombres destacados del organismo internacional son seguidores de la Nueva Era. Por último, el concepto que tiene la ONU de que el planeta es una «aldea mundial» necesitada de alguna cosmovisión ecléctica que una de manera perfecta entre sí a toda la gente, prepara el escenario para la entrada de la Nueva Era.
Debemos recordar que el movimiento de la Nueva Era es ante todo teología oriental asociada con tecnología occidental. No tiene la gran visibilidad de otros movimientos religiosos, con sus sedes mundiales. No tiene Ciudad del Vaticano, domicilio oficial del Consejo Mundial de Iglesias, Templo Mormón o sede de los Bautistas del Sur. No cuenta con centro internacional alguno, pero se trata de una gran coalición de organizaciones variadas y divergentes, dirigidas por personas distintas que comparten una cosmovisión amplia y unificada hacia una meta común.
La estrategia del movimiento consiste en ir desarrollando gradualmente su proyecto de nuevo orden mundial mediante la creación de una nueva conciencia planetaria. Este proceso de conversión será realizado por un nuevo campo de energía espiritual en el mundo: la fuerza divina que hay en cada ser humano. El movimiento de la Nueva Era utiliza a cada persona, organización, concepto o cualquier otra cosa susceptible de ser aprovechada para producir el nuevo orden mundial.
Este movimiento amplio y sin organización, que algunos han dado en llamar «la Conspiración de Acuario», admite a todos y cada uno de los grupos cuya meta sea un nuevo orden mundial. Algunos de dichos grupos no son ni siquiera religiosos, pero eso no importa. Una vez que se consiga el objetivo final, todos lo serán, puesto que cada uno reconocerá que es dios. Todos tienen esto en común: desean un nuevo orden internacional y una hermandad mundial de paz entre los hombres.
Geisler llama a esto «humanismo cósmico» y «potencial humano».
12.La Nueva Era es mundialista. El mundialismo surge del evolucionismo social y de un optimismo casi determinista: toda la raza humana será una. Es la visión del planeta entero como una aldea mundial.
13.La Nueva Era es sincretista. En nuestro estudio ya hemos tratado varias veces del azote del sincretismo. El diccionario de la Real Academia define el sincretismo como el «sistema filosófico que trata de conciliar doctrinas diferentes». Esta es una buena definición de lo que la Nueva Era tiene que hacer para producir ese nuevo orden mundial. Todas las religiones y filosofías deben combinarse, mezclarse en una misma sopa; no meterse en una misma cazuela conservando cada una sus propias características mientras se mantiene unida con el resto. Las religiones en su totalidad serán combinadas para formar una ecléctica religión mundial.
Geisler habla de la «meditación mundial del movimiento de la Nueva Era», que empieza bien con Génesis 1.1 y 3:
En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz.
Es en el versículo 2 del Génesis de la Nueva Era donde nos separamos para siempre de la teología de dicho movimiento:
Ha llegado el momento del nuevo comienzo. Soy creador junto con Dios y lo que está por venir es un nuevo cielo. La buena voluntad de Dios se expresa sobre la tierra a través de mí. El reino de la luz, el amor, la paz y el entendimiento vienen por medio de mi persona. Estoy haciendo mi parte para revelar sus realidades.
Comienzo por mí mismo. Soy un alma viviente y el Espíritu de Dios mora en mí, como yo mismo. Yo y el Padre somos uno. Todo lo que el Padre tiene es mío. Yo soy verdad; soy el Cristo de Dios.
Este sincretismo de la Nueva Era rechaza por completo la exclusividad de Jesucristo. El movimiento religioso que está creciendo más rápido en América es un sistema de creencias falso y demoníaco. Geisler dice al respecto que:
[ … ] a pesar de un informe aparecido recientemente en su periódico, según el cual sólo 25.000 personas pretendían identificarse como adeptos de la Nueva Era, casi dos terceras partes de la sociedad americana ha sido bastante influida por ese movimiento. ¿En qué me baso para afirmarlo?
Primero, como indicara la encuesta Gallup de 1982, un tercio de todos los americanos creen en la reencarnación. En segundo lugar, según la misma encuesta, dos tercios de los estadounidenses leen los horóscopos y la mitad de ese número creen en ellos. Dos tercios también pretenden tener algún tipo de percepción extrasensorial. Y cuatro de cada diez han mantenido contacto con los muertos. Estas son creencias principales de la Nueva Era.
Esto no significa que toda esa gente sean seguidores de la Nueva Era. La mayoría no lo son. Simplemente quiere decir que varias de las enseñanzas principales de la teología de ese movimiento son ya creídas por casi las dos terceras partes de los americanos.
Lo más peligroso quizá sea que, durante dos generaciones, los medios de comunicación han condicionado al público estadounidense para que acepte la cosmovisión de la Nueva Era. Ese condicionamiento de los medios de comunicación se encuentra en su momento más alto hoy en día. Comenzando con el cine y la televisión, la película 2001: Odisea del espacio tuvo un efecto impresionante. El clímax de la misma se centraba en la vida humana en forma de embrión, considerada como la fuerza vital básica del universo. Esto no es otra cosa que teología de la Nueva Era.
Luego vinieron los programas de televisión que divulgaban también conceptos teológicos de la Nueva Era. Las dos series claves que comenzaron a preparar el terreno para la aceptación del ocultismo fueron: «I Dream with Jeannie» y «Embrujada». Y ahora tenemos otras como «Kung Fu» y dibujos animados como los de «He Man», «Masters del Universo», «Capitán Planeta» y «Los planetarios». Todos estos dibujos animados de la Nueva Era.
Acto seguido se hicieron películas y más programas de televisión todos ellos defendiendo la filosofía de la Nueva Era: E.T., «Los pitufos», Poltergeist, «Los fraggles», Side Kick, Beetle Juice, Teenage Mutant [Las tortugas ninja], «Meditation Scene» y The Dark Crystal, una alegoría panteísta.
«Películas influyentes como El exorcista, la serie de filmes de Indiana Jones, The Mystical Force y la serie de La guerra de las galaxias hacen aceptables las enseñanzas de la Nueva Era», expresa Geisler. «Pero las ganadoras son La guerra de las galaxias, El Imperio contraataca, El retorno del Jedi y Willow. Willow es un hechicero. Después vienen Solar Babies, Close Encounters [Encuentros cercanos] y Los cazafantasmas».
Todos estos filmes tienen una cosa en común: un campo de energía espiritual, un campo de fuerza vital que impregna todas las cosas. Se trata de una fuerza mística, cósmica. George Lucas la denominó «La Fuerza».
Norman Geisler relata la siguiente historia de George Lucas. Durante años, Lucas asistió a una iglesia metodista liberal que le decepcionó. Cuando contaba seis años de edad tuvo una experiencia mística y más tarde, siendo adolescente, otra. Era un lector voraz de las novelas de Carlos Casteneda. Lucas convirtió la fuerza vital en «La Fuerza», cuyo poder aprendieron a utilizar Obewan Canobe, Yoda y Lucas Sky Walker, el héroe. Tres veces en la primera película, Lucas llama a esa fuerza vital «la religión del Jedi».
Dale Pollock escribió una biografía de Lucas titulada Skywalking. En ella el autor, aquí citado por Geisler, identifica la fuente de la fuerza:
«La fuerza abarca las filosofías orientales pasivas y la ética judeocristiana de la responsabilidad y la abnegación. La filosofía de Yoda, es decir, el hombrecillo verde de la charca [comenta Geisler], es budista. Este le dice a Lucas que la fuerza requiere que esté tranquilo, en paz y pasivo. Debería utilizarse la misma para obtener conocimiento y defenderse, no para seguir la codicia y la agresión». Él [Pollock] admite que la fuente es budista: «El concepto de la fuerza de Lucas se vio muy influido por los cuentos de poder de Carlos Casteneda, una narración de cierto hechicero indio mejicano». En realidad [sigue diciendo Geisler], en Willow, éste es un hechicero, Don Juan, quien utiliza la expresión «fuerza vital» y a quien Lucas convirtió en Ben Canobe, el conocido sabio que ayuda al héroe en su difícil misión».
Quizá todavía más eficaz desde el punto de vista de la estrategia de la Nueva Era sea su éxito en infiltrar el sistema educativo americano. La Nueva Era ha comprendido a cabalidad que el sistema de escuelas públicas es su campo misionero. ¿Dónde podría conseguirse un auditorio más cautivo o más estratégico para influir en el control mundial del próximo siglo? Geisler dice que:
[ … ] todo comenzó en 1954, con la publicación del libro de Alice Baily Education in the New Age. Baily es discípula de Helen P. Blavatsky, una mística rusa cofundadora de la Sociedad Teosófica. La obra está publicada por Lucas Publishing Company, en principio Lucifer Publishing Company. Otros han seguido su filosofía, muchos de ellos sin darse cuenta siquiera de que detrás de sus sugerencias está la cosmovisión de la Nueva Era.
Cada vez se están utilizando más en las aulas, a lo largo y ancho de los Estados Unidos, libros de texto publicados con el dinero de los contribuyentes que contienen una filosofía de la Nueva Era sutil e incluso más abiertamente ocultista. Algunos están llenos de palabras que suenan a Nueva Era, tales como «conciencia nueva», «campos de energía», «centrado», «holístico», «trascendental», «interdependiente», «aldea mundial», «visión planetaria», «meditación», «conciencia superior», «humanismo», «pleno potencial interior», «poder trascendente», «utilizar la fuerza», «nuevo nacimiento», «la energía sin aprovechar del universo», etcétera. Todas esas palabras en sí mismas son neutrales, pero hábilmente utilizadas condicionan a los niños y jóvenes, ya encaminados por el cine y la televisión, para que adopten la cosmovisión de la Nueva Era.
Norman Geisler cita de un libro de texto utilizado en los colegios públicos de Arkansas y dice que un capítulo subtitulado «Energía futura», «explora la energía de la vida y luego cita las palabras de uno de los grandes expertos mundiales en energía, Yoda: “Mi aliado es la fuerza y un poderoso aliado en verdad. La vida lo crea, lo hace crecer; su energía nos rodea y nos une, somos seres luminosos. Tienes que sentir la fuerza a tu alrededor; oír al árbol, la roca, por todas partes"».
Luego, Geisler comenta: «Yo creía que no podía enseñarse religión en los colegios públicos. Pues bien, no puede enseñarse religión cristiana, pero sí de la Nueva Era». Y sigue diciendo que ese mismo libro de texto tiene una sección sobre fotografía en la que presenta «fotos de espíritus», como las llaman, que enseñan a los jóvenes que existe una fuerza espiritual la cual todavía no estamos aprovechando. También menciona Geisler una serie de quince libros incluida en el currículum, para las etapas que van desde preescolar hasta sexto de primaria, y titulada Impressions, que contiene relatos tanto de terror como de ocultismo. El manual de enseñanza para tercer curso de primaria, sugiere: «Escriba y cante un conjuro mágico para hacer flotar los objetos que hay en la habitación».
Luego Geisler habla de programas educativos con títulos neutrales que son primordialmente de la Nueva Era. Uno de ellos es el New Age Accelerated Learning (Aprendizaje Acelerado de la Nueva Era), que utiliza libros del movimiento. Dicho programa se emplea en algunas partes de San Diego, California. Geisler comenta que los autores del mismo obtienen sus técnicas del yoga mental, la música, el sonambulismo, la fisiología, la hipnosis, la autosugestión, la parapsicología y el teatro.
Luego Norman Geisler menciona una página de cierto libro autorizado para la enseñanza secundaria, en el que se cita a Albert Einstein, que era panteísta y quien al preguntársele si creía en Dios, contestó: «Sí, creo en el dios de Spinoza». Spinoza era panteísta. Albert Einstein expresó: «La imaginación es más importante que el conocimiento. En nuestra imaginación tenemos el poder de hacer o ser cualquier cosa que deseemos.
Algunos colegios están destacando la educación confluyente. La Dra. Beverly Galean, anterior directora de proyecto de tres programas realizados con fondos federales en Los Ángeles, dijo: «Una vez que entendemos que todos somos dios, creo que el único propósito de la vida humana es volver a poseer la imagen de Dios en nosotros».
En algunos centros de enseñanza para maestros de escuela se enseña el yoga y se pagan las clases con dinero de los contribuyentes. Se aboga por el control mental, se cantan salmodias, se enseñan técnicas de meditación y relajación adoptando la famosa postura hindú del loto, se estimula la proyección astral, se utilizan juegos de roles ocultistas tales como «Mazmorras y Dragones». A los niños se les dice que hay dos regiones misteriosas que necesitan ser más exploradas: el espacio exterior y el espacio interior. Se explora el espacio exterior con la ayuda del telescopio y los viajes espaciales y el espacio interior adoptando la postura del loto y meditando sobre la fuerza interior que tenemos.
Geisler habla de otro programa educativo llamado QR (Quieting Reflex) [Reflejo tranquilizador] utilizado en los colegios públicos de los Estados Unidos. Uno de los libros que se emplean en el mismo es el titulado Meditating With Children: The Art of Concentrating and Centering (La meditación con los niños: El arte de concentrarse y centrarse), de Debra Rosemond. Dicho libro se cataloga como un manual sobre métodos educativos de la Nueva Era. La revista Nueva Era dice que el libro en cuestión integra de modo satisfactorio el yoga, la concentración, la meditación, la fantasía creativa, la psicología y, con toda seguridad, el amor, de una forma que muestra claramente a los adultos interesados una senda para satisfacer las necesidades espirituales de sus hijos.
Luego Geisler trata del libro de John Danfey A Religion for the New Age. El autor dice:
Estoy convencido de que la batalla por el futuro de la humanidad debe ser librada y ganada en las aulas de la escuela pública por profesores que perciben con exactitud su papel como proselitistas de la nueva fe: una religión de humanidad que reconoce y respeta la chispa de lo que los teólogos llaman divinidad en cada ser humano.
Estos profesores deben personificar la misma dedicación desinteresada que los predicadores fundamentalistas más rabiosos, ya que serán ministros de otro tipo que utilizarán un aula en lugar de un púlpito para trasmitir los valores humanistas en cualquier asignatura que enseñen, sin distinción del nivel educativo, desde el preescolar o la guardería hasta los estudios en las grandes universidades estatales.
La Nueva Era ha cautivado a muchas organizaciones de negocios. Algunos de sus programas de formación para empleados participan de la filosofía de la Nueva Era. Luego está la cautividad de algunas ramas de la industria sanitaria o musical. La música para meditación y relajación New Age, muy distinta al rock, ayuda a la persona a «conversar con la naturaleza, ser uno con el universo».
Por último tenemos la influencia de la teología de la Nueva Era en la iglesia, donde se están enseñando sutiles ideas panteístas. La teología falsa se convierte en un sustituto de la doctrina bíblica. Las teologías del dominio y la prosperidad son verdaderos conceptos de la Nueva Era. Muchos líderes cristianos sinceros no reconocen esto. Los extremos en la teología de señales y prodigios, del reclamar por fe, de la visualización y meditación mística se acercan a las pretensiones y prácticas de la Ciencia de la Mente. Aquello que seas capaz de visualizar puedes reclamarlo, se dice. Pero eso de que puedes obtener y ser cualquier cosa que tu imaginación logre crear no es bíblico sino demoníaco.
Contrastes principales entre el cristianismo y la Nueva Era en lo referente a Dios y al hombre (véase la Fig}.
Geisler llega a la conclusión de que: «Sólo hay dos religiones. Una se escribe HAZ y serás acepto. La otra dice HECHO, está consumado: “He acabado la obra que me diste que hiciese”. Está hecho. Esto es el cristianismo, un don gratuito».
La Nueva Era es un movimiento satánico de autodeificación diametralmente opuesto al cristianismo. Su terrible peligro reside en la forma en que se presenta. Ha infiltrado incluso a la iglesia cristiana y necesitamos traer a la mente aquellas palabras de 1 Juan 4.1: «Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo».






lunedì 8 novembre 2010

La iglesia que se reune, y la iglesia que alcanza

Image and video hosting by TinyPic

Hay una gran diferencia entra la iglesia que se reune, y la iglesia que alcanza. Primeramente tenemos que saber o recordar que la iglesia no es el edificio, templo, o lugar donde nos reunimos, la Iglesia somos tù y yo, que formamos en cuerpo de cristo, donde la cabeza de ese cuerpo DEBE DE SER CRISTO, digo debe de ser porque tristemente no siempre se cumple este principio.

La iglesia que se reune, es aquella que solo està trabajando con estadìsticas. Estadìsticas que pueden ser monetarias, fìsicas no acompaniadas de espiritualidad.

Càales son estas estadìsticas, y como se pueden ver? fàcilito.

Al terminar el culto, sentiràs esta pregunta: Cuàntos diezmaron?

las estadisticas fìsicas no acompaniadas de lo espiritualidad, son estas que sientes cuando alguien dice: Cuàantos vinieron al culto que diezmaron? cuàntos diezmos, ofrendas han entrado este mes, este dìa, etc. y no es que estàn pensando en los que entran a la iglesia como almas salvadas, sino como garancias de un aumento material que lo hacen personal: Siembran para ellos mismos y no para Dios

No es mas que el ìntereè de lo que se puede tener por medio de los servisios a Dios, esto es una pena.

La iglesia que alcanza no es mas que la iglesia que sale a las calles a llevar el evangelio de Dios a los oprimidos, es aquella que deja la comodidad, lo material como primer lugar, y comienza a trabajar para el Reino de Dios, y no el reino de los hombres.

Si presenta un problema o situaciòn monetaria, es la primera que dobla sus rodillas delante del REY, y deposita la carga en El, es aquella iglesia que va a los miembros que por una razòn u otra no se congregan, dejando la acusaciòn, y trabajando en las àreas espirituales del necesitado, bien lo dice el Senyor en su Palabra, El deja a las 99 ovejitas y sale a buscar la unica ovejita perdida, sanadola de todas sus dolencias.

La iglesia que alcanza es aquella que no se enrreda en los negosios de este mundo, sino que va, y trabaja en los negosios de Dios, para que por medios de estos, sean las vidas salvadas por medio de la Palabra, y del ejemplo. No olvidemos que Jesucristo no solo predicaba, sino que con su ejemplo, demostraba lo que El hablaba, existìa una coherencia entre El y lo que decìa.

que tipo de iglesia somos? Aquella que alcanza, o aquella que se reune?

bendiciones

martedì 2 novembre 2010

lunedì 1 novembre 2010