NO OLVIDES APAGAR LAS VOCINAS DE LA MUSICA QUE SE ENCUENTRA DEBAJO, SI DESEAS ESCUCHAR RADIO VISION CRISTIANA INTERNACIONAL. TRANSMISION MUY PODEROSA. A LAS 3 DE LA MANIANA, HORA DE LATINOAMERICA, Y NUEVE DE LA MANIANA, HORA DE EUROPA, TIEMPO DE ORACION NUEVE DE LA NOCHE, ORACION, Y DOCE DEL MEDIO DIA, MOMENTO DE ORACION, QUE EN LATINOAMERICA SERìAN LAS 6 DE LA MANIANA PitaPata - Personal picturePitaPata Dog tickers Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic NO OLVIDES APAGAR LAS VOCINAS DE LA MUSICA QUE SE ENCUENTRA DEBAJO, SI DESEAS ESCUCHAR RADIO VISION CRISTIANA INTERNACIONAL. TRANSMISION MUY PODEROSA. A LAS 3 DE LA MANIANA, HORA DE LATINOAMERICA, Y NUEVE DE LA MANIANA, HORA DE EUROPA, TIEMPO DE ORACION NUEVE DE LA NOCHE, ORACION, Y DOCE DEL MEDIO DIA, MOMENTO DE ORACION, QUE EN LATINOAMERICA SERìAN LAS 6 DE LA MANIANA Mi Casa sera llamada Casa de Oracion para todos los pueblos. Isaias 56:7
“No andes difundiendo calumnias entre tu pueblo, ni expongas la vida de tu prójimo con falsos testimonios. Yo soy el Señor.” Levítico 19:16

lunedì 25 luglio 2011

6 formas de ataques satànicos

De ritchie Pugliese.
Espero les sea de bendiciòn.

A continuación quiero compartir seis maneras básicas de cómo y cuándo el enemigo ataca, las cuales nos ayudarán a darnos cuenta cuando estamos experimentando un ataque satánico sobre nuestras vidas. Estas seis maneras, abarcan todo el abanico de ataques y dardos que el enemigo lanza contra los cristianos fieles a Dios:

1. El diablo siempre elige, cuando va a atacar, el momento y el lugar más débil.
En 1 Reyes 19:4-8 encontramos un episodio especial en la vida del profeta Elías. Este hombre venía de haber orado y hacer que la lluvia viniera sobre la tierra luego de varios años de sequía; venía de haber clamado a Dios y hacer que el fuego descendiera sobre la tierra para vencer y destruir a los profetas de Baal. Ahora lo vemos de esta manera: “Y el se fue por el desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un enebro; y deseando morirse, dijo: Basta ya, oh Jehová, quítame la vida, y echándose debajo del enebro, se quedó dormido; y he aquí luego un ángel lo tocó, y le dijo: Levántate, come. Entonces él miró, y he aquí a su cabecera una torta cocida sobre las ascuas, y una vasija de agua; y comió y bebió, y volvió a dormirse. Y volviendo el ángel de Jehová la segunda vez, lo tocó, diciendo: Levántate y come, porque largo camino te resta. Se Levantó, pues, y comió y bebió, y fortalecido con aquella comida caminó cuarenta días y cuarenta noches hasta Horeb, el monte de Dios.”

La pregunta que todos nos hacemos es: - ¿Cómo puede ser que le haya sucedido esto a un gran profeta de Dios? Note la secuencia: Elías anduvo un día por el desierto, afectado por el sol, el calor, transpirando a más no poder y, por lo que sugiere el pasaje, sin comer y beber. Estaba exhausto física y emocionalmente. Para Elías era su momento más débil. Fue allí donde el enemigo le sugirió la idea de morirse. Dios es dador de vida y vida abundante, no de muerte. Por lo que podemos leer de este episodio, deducimos cual fue el ataque espiritual que Elías enfrentó. Es en los momentos más débiles donde el enemigo se “agarra” de ese estado para atacarnos y perjudicarnos. Es por eso que la Palabra nos exhorta a fortalecer nuestras debilidades (Joel 3:10). En Lucas 4:2-3 leemos acerca de Jesús en las tentaciones y dice: “tuvo hambre, entonces el diablo…” Cuando el enemigo vio la debilidad, lanzó su feroz ataque. ¡Gloria a Dios que el Señor tiene recursos espirituales para que podamos vencer, pero necesitamos dejar de ser ignorantes acerca de las maquinaciones del enemigo!


2. El enemigo ataca, cuando tenemos que tomar alguna determinación importante.


Esta decisión puede ser elegir una carrera, un mejor trabajo, un cambio geográfico, ministerial, aceptar una propuesta comercial, servir a Dios, etc. ¿Cómo ataca el enemigo? Básicamente con tres dardos: Demorar, aplazar y posponer. Lo que el enemigo no puede detener, intentará demorarlo, aplazarlo y aún adelantarlo fuera del tiempo de Dios. Como alguien dijo sabiamente, los tiempos de crisis, batallas, siempre ocurren en el punto de la promoción. La clave para vencer éste ataque es aprender a esperar en Dios, pues es la clave para tomar el próximo paso en Dios. Lamentaciones 3:25 dice: “Bueno es Jehová a los que en él esperan…” Hebreos 6:12 nos dice también: “A fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas.”. Aprender a esperar en Dios puede ser una experiencia dura y un severo trato de Dios, especialmente para aquellos a los cuales les gusta todo lo rápido y automático, pero ese trato especial del Espíritu Santo se hace necesario para que a nuestra fe le sumemos paciencia (Hebreos 6:12) a fin de ser bendecidos y ver cumplidas en nuestras vidas y congregaciones las promesas de Dios.


3. El enemigo ataca cuando una persona nace con un destino especial de Dios.
Existen muchos casos en la Biblia, pero sólo mencionaré uno del Antiguo y otro del Nuevo Testamento: El nacimiento de Moisés en Éxodo 1:16. Faraón, que es una figura del diablo, dio la orden de asesinar a todos los hijos varones nacidos entre el pueblo Hebreo. El diablo sabía que Moisés iba a ser el futuro libertador, ungido por Dios, para sacar al Pueblo de Dios de la esclavitud y conducirlos por el desierto hacia la Tierra Prometida. Fue por eso que lanzó ese ataque perverso contra los niños nacidos en aquel tiempo. En el Nuevo Testamento, la matanza de los niños durante el tiempo del nacimiento del Señor Jesús es una prueba indubitable del plan del enemigo de exterminar a alguien nacido con un propósito futuro de Dios (Mt. 2:13). ¡Jesús era el Mesías de Dios!


4. El enemigo ataca cuando un milagro específico ha salido de la mano de Dios hacia nosotros.
Daniel 10:12-13 dice: “Entonces me dijo: Daniel, no temas; porque desde el primer día que dispusiste tu corazón a entender y a humillarte en la presencia de tu Dios, fueron oídas tus palabras; y a causa de tus palabras yo he venido. Mas el príncipe del reino de Persia se me opuso durante veintiún días; pero aquí Miguel, uno de los principales príncipes, vino para ayudarme, y quede allí con los reyes de Persia.”
Este episodio nos da luz para entender porque a veces las respuestas a nuestras oraciones no llegan. Aquí el pasaje claramente dice que desde la primera vez que le había pedido algo al Señor, no solo había sido oído, sino que la respuesta había salido de las oficinas celestiales divinas hacia la tierra… pero algo se interpuso en el camino. La frase “veintiún días” representa un lapso de demora o el intento del enemigo por impedir la llegada de la bendición a la vida de un hijo de Dios. Muchas veces en tiempos así nos enojamos con Dios, cuando en realidad está sucediendo todo lo contrario. ¡Abramos nuestros ojos espirituales para ver la realidad espiritual!


5. Cuando estamos por lanzar o comenzar un nuevo ministerio para Dios y/o alcanzar un nuevo nivel espiritual.
Un ejemplo clásico de esto lo vemos en la vida de Jesucristo. Leemos en Lucas 3:21-22 que Jesús primero fue bautizado en las aguas y luego ungido con el Espíritu Santo. Si prestamos atención al relato y leemos mas adelante en 4:14 leemos: “Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea y se difundió su fama por toda la tierra de alrededor…” notaremos que entre estos dos pasajes (3:21-22 y 4:14) hubo un tiempo de conflicto espiritual contra el diablo. El diablo sabía que si Jesús salía airoso del desierto iba a ministrar con poder sanador, libertador glorificando a Dios, entonces fue cuando lanzó todo su ataque con la idea de frenarlo e impedir su promoción espiritual. Muchos creen que porque tienen un diploma de algun instituto bíblico ya están en condiciones de servir; otros cuando reciben la Unción del Espíritu Santo, dejan sus iglesias pensando que “ya llego el día de tener mi propio ministerio”, cuando en realidad vemos que si queremos empezar u alcanzar un nuevo nivel de ministerio debemos previamente batallar contra el diablo y vencerlo en el Nombre de Jesús.


6. El enemigo lanza su ataque cuando somos los próximos en la fila para ser promocionados por Dios.
La vida de José (Génesis 37 al 50) es un ejemplo preciso para graficar este punto: Cuando era joven Dios le dio dos sueños proféticos acerca de cual seria su futuro. Fue por eso que sus hermanos le tenían envidia, celos y quisieron acabar con vida. La protección de Dios sobre José era grande así que decidieron venderlo como esclavo. Luego el relato nos dice que en Egipto fue condenado injustamente de acoso sexual y llevado de por vida a una cárcel de exiliados políticos. Note cada uno y todos los intentos del enemigo para impedir que José llegara al trono, al destino trazado por Dios. A pesar de todo, el Señor preparó la hora determinada para ubicar a José en el lugar determinado por Dios de antemano.

Quizás hoy usted este siendo atacado brutalmente por el enemigo de diversas maneras o de todas las maneras posibles. El Señor le está diciendo en este día: - Hijo/a mío/a no temas, YO estoy de tu lado como poderoso gigante. Yo soy el Señor poderoso y victorioso sobre todas las fuerzas del mal. No te turbes, sino sigue hacia adelante pues yo estoy contigo para cuidarte y defenderte. ¡Decida creerle a Dios más que nunca y será testigo del resplando de su Gloria!

Es mi oración que este artículo pueda darle luz y dirección para saber que usted va por buen camino hacia el cumplimiento del destino que Dios ha trazado para su vida. ¡No se desanime, siga hacia adelante que de su lado está Jesucristo el gran varón de guerra siempre victorioso!